Advertencia

El contenido publicado en este blog es sólo de uso doméstico y personal. Se recomienda no lucrar con el mismo y respetar los derechos de sus autores originales. Sólo se comparte lo que está a disposición en la web. En otras palabras , lo que no ha sido removido por infringir los términos de uso .
Sin otro particular , a disfrutar que hay paratod@s !!!

Receta para ungüentos caseros

Aquí les convido la receta para elaborar ungüentos caseros de uso externo con hierbas , raíces o semillas medicinales. Como dentro de este vasto mundo existen diversos usos y variedades  de  plantas con propiedades medicinales , les recomiendo que agoten toda la información posible sobre los usos y las contraindicaciones que se pudiesen originar , ya que no hay un organismo igual al otro.

 

Primer paso : Aceite base
Se hace un aceite base con el cual se elaborará el ungüento.
La forma mas natural , digamos , para elaborar este aceite consiste en macerar las hierbas , raíces o semillas con propiedades curativas por el lapso de 20 a 30 días al sol en un frasco de vidrio oscurecido y tapado (se lo puede pintar de negro o taparlo con algo de ese color).
La proporción es 1/3 de aceite de oliva más 2/3 de aceite de girasol (también puede ser todo de un solo tipo de aceite) junto con el 10% de hierbas , raíces o semillas disecadas o el 20% de frescas. La cantidad de hierbas seria de 100 gramos por litro de seca y 200 gramos de fresca por litro de aceite.
Una vez pasado ese tiempo lo filtras y listo.
La forma más rápida ,e igualmente efectiva , es agregarle a la mezcla anterior la misma cantidad de agua que de aceite y ponerla a hervir a baño de María hasta que reduzca casi a la mitad, tratando de que quede algo de agua. Una vez que se enfría lo pones en el congelador y esperas a que congele, como su nombre lo indica. Como el punto de congelación del agua es menor al del aceite , solo tenés que filtrar lo que queda. Lo bueno de esto es que el agua retiene los sedimentos de la preparación.

Además , esta técnica puede ser usada para hacer aceites perfumados o comestibles , siempre y cuando las hierbas lo sean.
El secreto es no dejar que se pase la cocción y ,si se puede , machacar las hojas , tallos , etc para que suelten las propiedades (aunque desconozco la reacción en cada tipo de planta.)
A su vez , estas bases se pueden emplear en jabones artesanales.
Segundo paso : Elaboración del ungüento
La base para el ungüento puede ser de vaselina en pasta , lanolina (grasa de ovinos) o cera de abeja. Se pone en baño de María 25 gramos de esta base por 130 centímetros cúbicos de aceite . Una vez que se disolvió toda la cera , grasa o vaselina , se le añade la proporción mencionada de aceite base , se retira del fuego y se remueve . Antes de que termine de solidificar se lo fracciona en tarritos limpios.
Si se solidifica antes de este paso o queda tan duro que no se puede untar con el dedo , se lo puede volver a derretir y agregar mas aceite para que tenga mejor consistencia.
Nota :
  • Todos los ungüentos son de uso externo
  • La duración de éstos es de 1 año mas o menos.
  • Como el proceso que se lleva a cabo es el de disolver los alcaloides y otras sustancias de las hierbas en un medio graso , no es conveniente utilizar plantas que contengan mucha cantidad de agua como el aloe vera.
  • El aceite por separado se pude usar para masajes ; como ser los de lavanda , menta , manzanilla o valeriana.
  • Si te has aplicado el ungüento , es mejor que no expongas al sol la zona tratada.